Aham Sphurana

Un diario de conversaciones inéditas con Bhagavan Sri Ramana Maharshi.

Este manuscrito fue escrito hace 85 años, en 1936.

Se ofreció al público en octubre de 2021 en Amazon.

P.: ¿Cómo puedo obtener el estado de realización del Ser por mi mismo?

 

B.: Summa Iru [Permanece en calma]. Esa es la práctica. 

P.: ¿Debo estar inactivo todo el tiempo? ¿Es un delito tener un empleo remunerado o productivo? 

B.: El significado de Summa Iru es: “Mantén tu mente inactiva o dormida en la esencia del Ser”. En cuanto al cuerpo, tiene su propio prarabdha (destino que afecta nuestra vida ahora) que atender. No tienes derecho a actuar sobre el cuerpo. No puedes decidir si el cuerpo debe funcionar o permanecer inactivo. Lo que está destinado a suceder, sucederá. Si el cuerpo está destinado a permanecer sin trabajar, no habrá trabajo aunque se busque. Si el cuerpo está destinado a trabajar, no se podrá alterar ese destino, porque el cuerpo se verá obligado a participar en dicho trabajo. Así que déjalo en manos del Poder Superior. No puedes evitar o asumir el trabajo para el cuerpo como tú elijas. Dios no ha permitido esa libertad. Al hombre solo se le permite una libertad y esa es la libertad de perecer en su propio Ser Inmortal. Este es también el único libre albedrío.

P.: ¿Se puede llevar a cabo la meditación o vichara (indagación en el Ser) en medio de la actividad mundana?

B.: La sensación de “yo estoy trabajando” es el impedimento. Indaga, “¿Quién trabaja?”. Recuerda preguntarte “¿Quién soy yo?” cada vez que te preocupen esas falsas nociones de autoría. Así ningún trabajo puede atarte; todo sucederá automáticamente. No hagas ningún esfuerzo ni por trabajar ni por renunciar al trabajo. Tu esfuerzo es la esclavitud. Solo permanece perpetuamente como ERES, la mente fusionada en su fuente de manera que no se pueda distinguir del Ser y no te preocupes por la cuestión de si el cuerpo debería trabajar o estar inactivo. Si permaneces sin apego (ni apegado ni desapegado, ya que ambos son volitivos [acción voluntaria]), el prarabdha del cuerpo te llevará sin esfuerzo a través de cualquier actividad que esté destinada a él en esta vida. Permanece rendido al Ser; todo lo demás desaparecerá. No surgirán más preguntas, dudas o recelos. Este es el camino para la paz inquebrantable.

Editado por John David Oct 2021



Back to the Blog Homepage

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *