Aham Sphurana

A Selection of Teachings

From

Sri Gajapathi Aiyyer’s Unpublished 1936 Journal

Bhagavan Sri Ramana Maharshi

Consciencia

P.: Después de investigar “¿Quién soy?”, descubro que prevalece la oscuridad. ¿Qué hago?
B.: ¿Existías o no existías mientras prevalecía la oscuridad que mencionas? Solo porque existías entonces eres capaz ahora de recordar haber experimentado algo en ese momento. ¿Es esto correcto?

P.: Sí.
B.: Así, los momentos en blanco van y vienen, pero TÚ siempre ERES. Para ti no hay, ningun ir y venir. Eres ahora como siempre has sido y serás siempre como eres ahora. ¿Hay algún cambio en TI, que eres uno e idéntico con la luz del Ser? No. Así pues, aférrate a ese YO y no te dejes llevar por lo efímero y transitorio. Los fenómenos van y vienen. No te preocupes por lo que tiene un origen y un fin. Aférrate a lo que es inmutable y absoluto incluso en todo lo que es cambiante y relativo. En pocas palabras, permanece como Eso-que-es y todos tus problemas habrán terminado.


P.: Se necesita esfuerzo para permanecer sin pensar.
B.: Al principio, sí. Pero a medida que uno practica más y más, encontrará que el estado libre de pensamientos es el estado natural y que el estado en el que hay pensamientos es el estado extraño. Lo que sea que practiquemos, se convierte en el svabhava.[habit] de la mente. Somos nosotros quienes determinamos cuál esel svabhava de la mente.

P.: Pero se dice que todo está predestinado.
B.: El libre albedrío mantiene el campo en asociación con la individualidad y es tan real como el ego. Mientras dure el ego, también lo hará el libre albedrío.


P.: ¿Cuál es la relación entre la conciencia del cuerpo y la conciencia del “yo”?
B.: Lo que ES, es solo consciencia. Dado que no es diferente de la consciencia subjetiva, se conoce como consciencia del “yo”. Consciencia + upadhis.[limitation] = consciencia cualificada o condicionada. Por ejemplo, consciencia + dehatma-buddhi [I-am-the-body] = consciencia del cuerpo. Solo en la consciencia no hay variación. Los cambios tienen lugar solo en los upadhis. El hierro al rojo vivo puede ser moldeado en cualquier forma que se desee. ¿Qué cambia? ¿Existe algún cambio en el fuego que imparta maleabilidad al hierro? Otro ejemplo que se puede dar es el de los actores que actúan en un escenario. Hay un foco que ilumina el escenario para que el público pueda ver; sin la luz de éste no hay obra alguna que pueda ser vista; la luz del foco brilla antes de que comience la obra y continúa durante y después de la misma. Se representan muchas obras en concatenación o sucesión, pero al foco no le sucede nada; sigue iluminando.


P.: ¿Qué soy yo? ¿Un actor en la obra o el foco?
B.: ¿Por qué me preguntas? ¡Averígualo!


P.: ¿Cómo deshacerse del apego al cuerpo?
B.: Reflexiona sobre el hecho inevitable de que algún día perecerás. Nacemos entre las heces y la orina.[ “Inter faeces et urinam nascimur.“ Frase latina atribuida a uno de los primeros padres de la iglesia] Entonces, ¿por qué albergar apego hacia este cuerpo que está hecho de sustancias potencialmente pútridas? Tú no eres el cuerpo. Tú eres Eso que-ES

P.: Entonces, ¿cómo he obtenido este cuerpo y por qué?
B.: El cuerpo insensible es totalmente inocente. No es el culpable. ¡¿Dice él, ‘Aquí estoy! Yo soy tu cuerpo; yo soy tú’? ¿Lo ha dicho alguna vez? No. Somos nosotros los que nos confundimos con el cuerpo. Nos tomamos a nosotros mismos como el cuerpo y pensamos que sufrimos cuando éste siente dolor. El dolor y el placer son imaginarios. El cuerpo ya es un cuerpo muerto. ¿Puede decir: “Estoy experimentando dolor” o “Estoy experimentando placer”? La sensación “yo” no está ni remotamente conectada a nada físico. Siendo de la naturaleza de la consciencia, emana solo del Ser. Por lo tanto, en realidad no hay cuerpo sino para la mente.

Editado por John David, Oct. 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *