Nuestra verdadera naturaleza

Nuestra verdadera naturaleza

Hans fue uno de los primeros estudiantes occidentales de Papaji. Cuando se conocieron, el aún vivía en Alemania pero solía ir con frecuencia a la India, a Haridwar, por periodos de unos tres meses y muchas veces se alojaba en una casa de huéspedes con Papaji. Compartían una habitación y daban largos paseos por el río, normalmente en silencio, y en uno de estos paseos le hizo a Papaji esta pregunta …

.

Hans le dijo a Papaji: “Tú permaneces en paz y en calma siempre, yo no puedo. ¿Por qué conmigo este estado viene y se va? En ti veo fuerza, amor y estás completamente a gusto en todo momento. Mis experiencias en cambio, pasan”.
Papaji respondió: “¿Por qué dices que este momento es el que viene y se va y no tus otras experiencias?”.
Hans contestó: “Yo llamo a mis estados de paz experiencias porque son breve en comparación con la duración de mi vida habitual”.
Pero Papaji dijo: “Yo no llamo experiencia a eso. Yo llamo experiencia a lo que va y viene”.
Papaji quería que viera que esta es nuestra naturaleza, lo que no va y viene. Las otras cosas que son transmitidas por la cultura, por el entorno o por lo lo que sea —se refiere a otros condicionamientos como la religión— son las que van y vienen.

Hans del libro “Papaji, Amazing Grace”.

 

Este es uno de los puntos fundamentales que intento compartir. Algunos de vosotros teneis conocimiento de vuestra verdadera naturaleza. Yo a esto lo llamo una revelación o un vislumbre porque es como mirar a nuestra verdadera naturaleza a través de un velo. Muchos de vosotros no podéis entender mi respuesta, o tan siquiera la pregunta, porque escucháis desde cierta posición, la posición normal para el 99´9% de la humanidad.
            Si quieres experimentar tu verdadera naturaleza, si quieres saber quién eres realmente, si quieres obtener la experiencia humana completa de tu vida, entonces lo que se está discutiendo aquí es muy importante. Muchos de vosotros sois buscadores espirituales y, ocasionalmente, tenéis esta revelación y en ella os sentís muy bien. Vas y le dices a tu amigo, “he tenido una experiencia espiritual”.
           Hans también le dijo a Papaji que a veces tenía una experiencia y Papaji le dijó, “No, no, no es así”. Lo que él dice es que en tu vida diaria condicionada, con todas tus ideas, conceptos, juicios y todo este tipo de cosas almacenadas en tu mente condicionada, constantemente tienes diferentes tipos de experiencias. De hecho, muy a menudo seguimos repitiendo las mismas experiencias. A eso lo llamamos “mi vida” y es casi robótica. Es muy difícil verlo, ver que actúas como un robot, hacerte una idea a menos que estés acostumbrado a mirar realmente hacia adentro o que tengas un amigo que entienda esto y que pueda actuar como un espejo para ti.
       Lo que señalo es algo que nunca cambia y esto que nunca cambia es, de hecho, tu verdadera naturaleza. Muy pocas personas viven con plena consciencia de su verdadera naturaleza. He conocido a cuarenta o cincuenta personas, incluido Papaji, que viven así. Son como una especie de tigres raros que, si tienes suerte, puedes vislumbrar entre los árboles.
         Nuestra verdadera naturaleza se puede describir con palabras como amor y paz. Estas palabras señalan a algo que nunca cambia. Llegamos a este planeta, abandonamos este planeta; nuestra verdadera naturaleza nunca cambia. Es una constante. Papaji le está señalando a Hans que lo que Hans llama una experiencia de su Verdadera Naturaleza no debería llamarse una experiencia porque, de forma natural, las experiencias siempre están cambiando, pero tu Verdadera Naturaleza es una constante.

John David

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *