Ramana Maharshi, Aham Sphurana

El fin de toda sabiduría
es amor, amor, amor.

- Ramana Maharshi

Aham Sphurana

A Selection of Teachings

From

Sri Gajapathi Aiyyer’s Unpublished 1936 Journal

Bhagavan Sri Ramana Maharshi

Amor es

23 de agosto de 1936

Esta mañana, cuando entré en la Sala, Sri Bhagavân me sonrió dulcemente como un niño y me entregó una carta diciéndome

‘ உனக்கு இது பிடிக்கும் , பாரேன் !. ’ [“¡Mira esto, te va a gustar!”]

Intrigado, la desdoblé y la leí. Era de un tal Mons. Alfred E. Sorensen, y decía [reproduced from memory] —

Oh! ¡Maestro de la montaña magnífica! Yo era antes como un sucio cerdo, consumiendo con ansia los excrementos de los órganos sensoriales. Llegué con una mente inquieta para escudriñar insolentemente tu autenticidad, pero en el momento en que tus ojos se posaron en mí, me quedé inmóvil como tú, pues aniquilaste gentilmente mi malévola facultad de afirmación-fabricación, que afirmaba arrogantemente “yo” y me sumergiste en mi propio estado interno intrínseco de Ser Absoluto, que en verdad solo eres Tú.
Beso el polvo de tus sagrados pies todos los días, pues al ahogarme de una vez por todas en el insondable océano de exaltación que eres en verdad Tú, has devorado mi mente traicionera para siempre. Ahora solo vivo como Amor a ti. Me he perdido felizmente en Ti, que eres el Amor mismo. Nunca más las miserias del mundo lograrán alcanzarme, pues solo veo en ellas tu adorada presencia.
Cuando tus ojos omniscientes se clavaron en los míos y dijeron “NO HAY NADA”, mi Corazón tiró desde dentro y, sabiendo que eras tú quien me llamaba, te seguí mansamente. Allí, me deshice en la NADA; ahora, NO soy. Ahora deambulo por el universo como un animal salvaje desenfrenado, sin saber qué hago ni por qué. Ahora todo lo que hay eres Tú, en donde no hay ningún yo.
Mi Maestro ha tenido la amabilidad de comunicarme, a través del señor Hurst, que me considera un Sahajajnâni o místico nato. Pero mi dicha está en saber que esta fea forma que una vex consideré una conmigo mismo ¡ha encontrado un lugar en la sagrada memoria de mi Maestro! Aunque ahora ya no hay duda de que nada existe aparte de mi Maestro, mi corazón ansía volver a posar los ojos en su cuerpo físico. ¡Que Sri Bhagavân haga que mi deseo se cumpla rápidamente! [Leave-taking:] El Amor de Bhagavan

G.: ¿Quién es este hombre?
B.: Vino aquí a principios de este año, quizás por invitación de Mr. Brunton


G.: Bhagavan le dirigió una mirada y alcanzó el Estado Final?!
B.: [twinkling] Bhagavan no causa nada. ¿Por qué piensas “¡Oh! Me siento en la Sala todos los días oyendo relatos de personas que obtienen experiencias espirituales elevadas y transformadoras de Bhagavân y escuchando ávidamente las enseñanzas de Bhagavân un día tras otro, cuándo va a dar fruto todo esto y cuándo me convertiré en un Jnani? ¡¿El encanto de Jnana te está tentando demasiado?!” [laughs]


G.: Oh! no. En el momento en que vine aquí y Bhagavân me miró, me olvidé de mí mismo. Ahora solo pienso en Bhagavân, que ya es un jnani. Así que, ¿para quién voy a pedir Jnana?
B.: El secreto de Jnana es bhakti. El Amor incondicional,sin motivo, incesante, pertinaz, es la llave que abre la Puerta del Corazón de una vez para siempre. Ansía y anhélalo fervientemente no para que destruya tu ignorancia, sino simplemente porque ese Amor es posible [unto you]. Solo aquel que sabe amar con locura ha cumplido el propósito del nacimiento humano; no necesita nacer de nuevo. Aquellos que no saben amar vuelven repetidamente al inmundo océano del samsara para sufrir más y más.


G.: A todos los que vienen aquí Bhagavan les recomienda solo vichara.
B.: Vichara es un medio para eliminar la ignorancia que impide que el Amor resplandezca porque la naturaleza del Ser es el Amor mismo. El amor no puede ser practicado como sadhana. Solo es posible rendirse a él. No se puede inculcar el Amor.
El Amor ya está ahí. Solo él ES. Todo lo que es necesario por tu parte es que abandones el pensamiento, que te hace imaginar que estás separado del Amor y, así, fundirte en Él. Entonces solo existe el Amor, que es una dicha más allá de la imaginación. Para quien ha descubierto la dicha extática del Amor sin intención, la práctica de sadhana es un absurdo irrisorio. Para aquellos que piden explicaciones, podemos decir que ese Amor florece solo en las almas que han perfeccionado sus sadhanas en nacimientos anteriores.


G.: Pero, de entre todas las sadhanas [prácticas] ¿vichara es la mejor?
B.: Sin ninguna duda.

Editado por John David, Oct. 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image