Devageet who was Oshos personal dentist
Devageet who was Oshos personal dentist

Devageet

Devageet: el dentista personal de Osho abandonó recientemente su cuerpo. Escribió este poema después de haber sido diagnosticado de cáncer. Era un gigante hecho de oro que dejó este mundo como un lugar mejor gracias a la riqueza de su generoso compartir … Me inclino en agradecimiento ante su espíritu ardiente …

Tengo un cáncer.

Me ha despojado de mi mañana.

Mi árbol de la vida se ha reducido a lo esencial.

Hay una nueva pureza en la intención.

Las prioridades han sido puestas a prueba.

El cáncer ha disuelto la postergación y

quedo feliz y agradecido.

El cáncer me ha robado el equipaje,

ahora, inesperadamente, vuelo más alto.

Quizás me estoy engañando a mí mismo.

¿Cómo puedo saberlo?

Simplemente yendo a lo más profundo de mi corazón.

Allí encuentro alegría, buen humor, gratitud y deleite.

Solo en la noche; me despierto varias veces últimamente, el cáncer se revela como un despertador.

Mi sueño ha sido profundo pero ahora,

gracias a la oncología, he superado la psicología.

¡Que risa!

No necesito saber qué viene después.

Necesito simplemente estar presente aquí-ahora.

Risa, alegría, meditación, amor, amistad

están conmigo en este sorprendente viaje.

Están aquí, ahora, mientras escribo.

Incluso esta quimioterapia está resultando ser un amiga inesperada.

¿Quién podría haberlo adivinado? Yo no.

Recuerdo a Osho diciendo:

nunca actúes desde el miedo.

Actuar desde el miedo, incluso aunque parezca ser lo correcto, siempre se ve, tarde o temprano, como incorrecto.

Busco en mí mismo el miedo.

¿Se esconde?

Aún no lo he encontrado.

Pero la búsqueda ha encontrado otra joya inesperada:

la meditación y la conciencia pueden ahora penetrar incluso mi sueño.

El cáncer ha proporcionado el empujón que necesitaba.

Durante mucho tiempo, me había considerado el presidente del club de “los aprendices lentos”.

Lento o no, el cáncer ha demostrado que algo ha sucedido y continúa sucediendo.

Sí, puede que me esté engañando a mí mismo.

¡Y qué!

Estoy en la verdad, en la conciencia y en la dicha.

Sentado aquí-ahora, un antiguo meditador, lleno de fármacos citotóxicos, lamentando en silencio la pérdida de su barba,

me sorprendo sonriendo y luego riendo a carcajadas.

Bailo por dentro.

Me encanta la ridiculez de esta paradoja que está sucediendo.

¿Quién lo hubiera adivinado?

Yo no.

Pero entonces, ¿no dijo Osho: la Muerte viene bailando?

Este aquí-ahora no se siente como la muerte sino más como una vida mejorada.

Venga lo que venga, cuando sea, estoy preparado.

Agradecido mucho más allá de estas pobres palabras.

   Devageet  “15 enero 1938 – 26 enero 2020″

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image